mujer-ingenieria

Hace unos días recibimos el catálogo de un potencial proveedor interesado en trabajar con nosotros. En este documento se denigraba la figura de la mujer, donde aparecían imágenes de varias mujeres sin apenas ropa como reclamo para vender productos que no guardan relación alguna con el cuerpo humano. Esto nos hizo plantear qué está pasando con la mujer en ingeniería.

¿Ayuda esto a incrementar las ventas? ¿Fomenta que las mujeres más jóvenes, que tienen que decidir su futuro, acaben estudiando carreras o ciclos formativos relacionados con la ingeniería? Nosotros lo dudamos.

Baja cifra de mujeres que cursan estudios de ingeniería

Según cifras publicadas por el Ministerio de Educación en 2016, en el curso 2014-2015 tan sólo una cuarta parte (un 25,8%) de los alumnos matriculados en grados vinculados a la ingeniería eran mujeres. Esta cifra es aún más significativa al compararla con el resto de ramas educativas, donde el porcentaje de mujeres matriculadas es superior al de hombres.

distribucion de los estudiantes de grado por rama y sexo

Fijándonos en los datos que lanza el Instituto Nacional de Estadística (INE), tan sólo el 4,1% de las mujeres graduadas en educación superior en el año 2015 en España lo hacía en un campo de estudio relacionado con formaciones técnicas, mecánica o electrónica.

mujeres graduadas en educación superior por campo de estudio

Por otro lado, el INE también nos da la posibilidad de acceder a la tasa de graduados en ciencias, matemáticas, informática, ingeniería y construcción por países de la Unión Europea.

El siguiente gráfico indica que, en España, la cifra de mujeres es significativamente más baja que la de hombre. Si bien el número de mujeres graduadas en estos grados es levemente superior a la cifra media de la Unión Europea, donde la diferencia entre sexos no es tan pronunciada.

tasa de graduados en ciencias, matemáticas, ingeniería, informática y construcción

La Fundación Telefónica publicó en 2017 un estudio realizado por Milagros Sainz entre jóvenes que estudian o hace poco tiempo que trabajan en profesiones relacionadas con la ciencia, la tecnología y las matemáticas (conocidas como profesiones STEM).

En dicha publicación se tratan temas importantes para intentar explicar la diferencia existente entre géneros en profesiones de estos ámbitos. Habla de la percepción de los jóvenes sobre cómo son las profesiones y las personas de profesiones STEM, de la importancia de la consecución de metas individuales frente a las comunes o los motivos por los que se han decantado por de estudios y profesiones STEM.

Como uno de los motivos que justifican la baja cifra de mujeres estudiantes de ingeniería podemos hablar también de la escasez de referentes en el sector. El hecho de que las mujeres no tengan en mente apenas figuras femeninas de éxito en el sector reduce la motivación por realizar estudios de ingeniería.

Pero aunque no les vengan a la cabeza, la verdad es que a lo largo de la historia se encuentran importantes figuras femeninas en el campo de la ingeniería. Tales como por ejemplo Sarah Matter, estadounidense, inventora del periscopio en 1845; Grace Murray Hopper, inventora del lenguaje de programación COBOL; Emily Roebling, primera ingeniero de campo mujer y líder técnico del puente de Brooklyn asumiendo funciones de Jefe de Ingeniería; Barba a Johnson, ingeniera de la NASA responsable del aterrizaje en la Luna; o Valentina Tereshkova, rusa, la primera mujer que viajó al espacio en 1963.

Otro de los motivos, no menos importante, es el de los estereotipos. Normalmente pensamos en hombres cuando hablamos de ingeniería. La familia y el colegio deberían de ayudar a darle la vuelta a la situación y a eliminar estos estereotipos.

Las bajas cifras de mujeres que cursan estudios relacionados con la ingeniería tiene un fuerte impacto a nivel laboral. En esta línea se refiere Juan Carlos Gemes, jefe de Innovación y Recursos en el Centro de Innovación y Formación Ocupacinal, ente gestionada por el Servei Públic d’Ocupació de Cataluya cuando habla de una cifra residual de mujeres con formación en ingeniería que realizan formación relativa a la inserción laboral.

Esta problemática también la experimentamos en 3D Hub. Un porcentaje muy bajo de los currículums que recibimos cuando publicamos una oferta de trabajo, alrededor de un 3%, son de mujeres. Y para algunos perfiles que buscamos no recibimos ninguna candidatura proveniente del sexo femenino.

Creemos que esta situación debe revertirse lo antes posible. Más allá de intentar hacer una sociedad más igualitaria, en la que todos seamos vistos de la misma manera independientemente de nuestro sexo, creemos que también está en juego el futuro laboral.

La ingeniería será aún más importante en el futuro

Vivimos en una sociedad cada vez más digitalizada, en la que día a día la tecnología está adquiriendo mayor importancia. Esto implica, por lo tanto, que los puestos de trabajo que se van a crear en un futuro no muy lejano van a necesitar que los candidatos tengan conocimientos en ingeniería. Así, si la cifra de mujeres que cursa estudios de ingeniería sigue siendo tan baja, les será más difícil incorporarse al mercado laboral.

En consecuencia, otro motivo por el que se tiene que revertir esta situación es el de la progresiva desaparición de trabajos donde la tecnología desempeña tareas que antes tenían que realizar personas.

¡Queremos más mujeres ingenieras!

Cambiemos el chip entre todos. Intentemos convencer a las más jóvenes que merece la pena estudiar ingeniería y a las empresas de adaptar su filosofía y apostar más por la mujer, como por ejemplo hacen marcas tecnológicas punteras como IBM, Yahoo o HP, que tienen como CEOs a mujeres.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies